Promoción Obra nueva en Madrid

¿Qué es una promoción directa?

Hablamos de promoción directa cuando un comprador adquiere una vivienda al precio predeterminado de la promoción de obra nueva. Las posibles variaciones en el precio fijado entre el comprador y el promotor corren a cargo de este último. El concepto de promoción directa se opone al de cooperativa. En una cooperativa, los posibles cambios en el precio de la vivienda deben ser propuestos por el cooperativista.

Es un documento mediante el cual se establece la obligación entre un comprador y un vendedor de la compraventa de una vivienda. En el documento se fija un precio que el comprador debe pagar para adquirir su bien, y el vendedor se encuentra en la obligación de entregar la obra cumpliendo con todas las características de habitabilidad estipuladas. Es un contrato que no tiene vuelta atrás, el comprador está obligado a pagar la totalidad del importe y el vendedor a hacer la entrega, ambos en el plazo acordado.

El contrato de compraventa es un contrato bilateral y consensual en el que se garantiza la entrega de un bien (vivienda) por parte del vendedor y el pago de una cantidad determinada por parte del comprador.

Es un documento obligatorio durante la adquisición de una vivienda. La escritura se realiza en una notaría y otorga seguridad jurídica a la compraventa. Este documento permite la verificación de las identidades de ambas partes, así como la descripción en detalle del bien que se traspasa. El comprador prueba y da fe de su poder adquisitivo ante el notario, el vendedor presenta las razones de la posesión del bien y se estipula el precio y las modalidades para realizar el pago de manera efectiva.

– Impuesto sobre el valor añadido (IVA): corresponde al 10% sobre el precio de adquisición de la vivienda nueva; es decir, transmitida del promotor al comprador.

– Impuesto sobre actos jurídicos documentados (AJD): es un tributo propio de cada comunidad autónoma. Para la promoción de obra nueva en la Comunidad de Madrid, corresponde al 0.75% sobre el precio de la vivienda adquirida.

– Gasto de notaría: es la tarifa oficial que el notario recibe por la escritura del contrato de compraventa, que varía en función del precio de la vivienda.

– Registro de la Propiedad: es una inscripción obligatoria que acredita la pertenencia del bien a su dueño. Su precio varía en función del precio del bien.

– Gestoría: es un pago necesario si el comprador desea contratar a un gestor que se encargue de todos los trámites que se realicen durante la compraventa. Los honorarios son variables.

El libro del edificio permite al comprador de una vivienda conocer el historial de los detalles técnicos, jurídicos y administrativos del inmueble. Esta documentación es importante puesto que proporciona a los residentes información relevante con respecto a la utilización adecuada de la infraestructura. Según el reglamento, el libro del edificio debe contener:

  1. Cuadernos de registro: donde quedan documentadas las intervenciones técnicas del edificio y las informaciones generales del mismo.
  2. Proyecto e instrucciones de uso: con los planos de la obra finalizada, sus datos técnicos (gráficos) y el reglamento para proceder en caso de mantenimiento o intervención.
  3. Archivo de certificados: documentos que certifiquen los permisos de construcción y habitabilidad del inmueble, los controles de calidad, el acta de recepción de la obra firmada por el promotor y el comprador, entre otros. La ley establece que el libro del edificio debe ser accesible a todos los usuarios de un inmueble. Puede conseguirse a través del presidente de la comunidad o el Ayuntamiento del municipio, según la situación.

El certificado de eficiencia energética informa acerca del rendimiento energético de una vivienda o edificio. Incluye todas las características de la infraestructura en términos de consumo energético. El certificado está reglamentado por una legislación europea y es realizado por un técnico capacitado que se encarga de registrar y evaluar la superficie, las ventanas, la orientación, los materiales de construcción del inmueble, al igual que todos los equipos utilizados para calefacción, refrigeración, iluminación y ventilación. El certificado permite la calificación del edificio según el consumo energético que el este presenta en condiciones estándar de funcionamiento.

La certificación es obligatoria cuando se adquiere una vivienda, un edificio o un local. Durante la emisión del certificado se asigna una categoría energética que varía entre las letras A y G, que corresponden a los edificios energéticamente más eficientes y los menos eficientes, respectivamente.

El manual del usuario de la vivienda es un documento que recibe cada propietario de manera personal cuando adquiere su propiedad. En él se encuentran los detalles sobre la construcción de la infraestructura, los planos, la distribución de áreas, los materiales utilizados, los proveedores de los servicios individuales y públicos, los reglamentos de la propiedad, los certificados y las garantías, así como las instrucciones sobre el uso y el mantenimiento de la vivienda y su funcionamiento.

© 2020 Grupo Novoveral. Todos los derechos reservados. -